Contemplan polémica entre pantallas 16:9 y 3:2 en el mercado

Las pantallas tienen diferentes características tecnológicas 

México/Redacción MX Político.- Vivimos en una época dorada del mercado de ordenadores portátiles: los equipos de gaming ya no son monstruos pesados y son casi tan potentes como los sobremesa, y los ultraligeros y ultradelgados ofrecen todo tipo de avances tanto por potencia como por eficiencia o funciones como la biometría.

Los fabricantes toman diversas decisiones en esos diseños y componentes, pero hay una a la que no solemos prestarle demasiada atención y es más importante de lo que parece: el formato de pantalla, que durante mucho tiempo fue más panorámico (16:9 o 16:10) pero que en los últimos tiempos ha cambiado en algunos modelos para un formato más "cuadradote", el 3:2. 

La popularización de los televisores panorámicos con formatos 16:9 y 16:10 (este último es el formato más común en los MacBook) acabó haciendo que la tendencia llegara también a los portátiles. Poder disfrutar de películas y series en estos formatos sin que aparecieran grandes bandas negras en la parte superior e inferior convirtió a estos equipos en perfectos dispositivos para contenidos multimedia allí donde estuviésemos.

Teniendo en cuenta la explosión de contenidos multimedia y de los servicios de streaming (o de plataformas como YouTube) es evidente que los usuarios de estos equipos tienen aquí una ventaja clara para disfrutar de esos contenidos en un formato más adecuado.

Hay además otra ventaja interesante en el ámbito de la productividad: con este tipo de formatos se vuelve más natural trabajar con dos ventanas de una aplicación (o varias) enfrentadas. También es útil para aplicaciones que se beneficien de esa gran resolución horizontal: si trabajas con grandes tablas de Excel o incluso con programas de edición de vídeo en portátil (aquí necesitas un equipo potente) estas pantallas son más recomendables.

Aunque no es lo mismo, en cierta forma es casi como trabajar con dos monitores, y de hecho en equipos de sobremesa hemos visto como esa tendencia se ha maximizado con los formatos ultrapanorámicos de los monitores 21:9 e incluso los 32:9, que son espectaculares pero que por razones prácticas no han hecho su aparición en portátiles. Toshiba lanzó un portátil con pantalla 21:9 hace unos años, pero aquel producto no cuajó y el mercado no parece haber vuelto a tener interés en un producto de este tipo.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto